Un nuevo hito

Cómo la colaboración entre Dolce&Gabbana y Sierra Blanca Estates redefine el significado de los proyectos residenciales de marca en el mercado del lujo.

Antes y después del pasado 8 de septiembre, Marbella bullía de interés y expectación ante uno de los eventos más destacados en su calendario. El universo creativo de Dolce&Gabbana aterrizaba en el municipio de la Costa del Sol, y no lo hacía precisamente para vestir de moda una pasarela. En esta ocasión, y por primera vez en su historia, la firma italiana presentaría en sociedad: Design Hills Dolce&Gabbana Marbella, su primer proyecto residencial en Europa.

El nuevo hito residencial desarrollado por Sierra Blanca Estates junto a la marca de moda, contará con 90 apartamentos de gran formatos -hablamos de hasta 900m2 de espacio interior, más terrazas privadas de hasta 1.000m2, en el caso del ático más grande- que se extenderán a lo largo de medio kilómetro de ladera, en el corazón de la Milla de Oro marbellí, dibujando una impresionante panorámica de la costa mediterránea del sur de España.

Desde la fiesta de presentación en el emblemático beach club La Cabane de Marbella a principios de septiembre, evento que congregó a muchos de los clientes prioritarios de Dolce&Gabbana y Sierra Blanca Estates entre los más de 500 invitados, ya se han oficializado un total de 29 unidades reservadas -entre las que se incluye uno de los áticos de la promoción de mayor tamaño- estableciéndose en muchos casos nuevos récords sobre el precio alcanzado en un municipio como Marbella.

 

La expectación sobre este proyecto y la marca detrás del mismo ha sido total. Algunos compradores se sienten muy orgullosos de ser de los primeros. Les entusiasma la perspectiva -y el potencial de revalorización- de invertir en un proyecto con este grado de exclusividad en lo que al mercado de branded luxury residences respecta. Éstas, junto con un proyecto recién lanzado en Miami y un futuro hotel en Maldivas, ya comunicado, son las únicas propiedades de la marca Dolce&Gabbana en el mundo.

Otros futuros y potenciales compradores, también admiradores de la marca, ven en la participación de Dolce&Gabbana, en un proyecto de estas características, un sello de calidad que garantizará que las propiedades mantengan su valor, y lo incrementen, a lo largo del tiempo. «Estamos muy al día de lo que hacen las marcas de moda de lujo, somos grandes consumidores de ellas», comenta un comprador de Barcelona, consultado durante el evento, que ya planea mudarse junto a su familia en el futuro a Marbella, y espera que su apartamento diseñado por Dolce&Gabbana sea su hogar en los próximos años. En su opinión, esta promoción «será la más impresionante jamás construida en Europa, con una calidad inigualable y diseñada bajo la estrecha supervisión de Dolce&Gabbana».

La confianza entre los compradores internacionales también reside en el nada desdeñable hecho de que Design Hills Dolce&Gabbana Marbella, más allá del ADN de la firma italiana, también acogerá un nuevo estándar y nivel de excelencia en el diseño, servicios y estilo de vida nunca visto en Marbella. «Por fin, un proyecto que cumple todos mis requisitos», comentó un comprador británico, convencido ante la perspectiva de tener una casa nueva de 500m2, en una sola planta y con acceso inmediato a los mejores servicios, comodidades y zonas compartidas que jamás se hayan diseñado en un proyecto residencial.

 

Esta vocación por la innovación en el servicio, la apuesta absoluta por la calidad global del proyecto a nivel arquitectónico, constructivo y de diseño, y la elección de las mejores ubicaciones posibles adaptadas a las exigencias y aspiraciones de una marca es lo que define la línea divisoria entre un proyecto branding de lujo auténtico, aquel que seduce a la marca por lo que representa y la involucra para darle vida, de otros cuya intención no va más allá que el aprovechamiento de un nombre notorio y reconocido sobre una placa a la entrada del mismo.

Y aunque los proyectos branded residenciales son una de las esferas de mayor crecimiento dentro del mercado inmobiliario de lujo en todo el mundo, sus desarrollos varían enormemente en cuanto al grado de implicación real de la marca y su relación con el promotor del proyecto. Un proyecto de estas características “sin rostro” aporta poco a la experiencia, a la inversión y a la confianza sobre la misma de los futuros compradores.

Un claro ejemplo de ello es cómo, durante la presentación de Design Hills, Domenico Dolce, la mitad del mundialmente famoso dúo de diseñadores y personalmente vinculado en el diseño y dirección de cada detalle del proyecto desde el primer día, fue quien estuvo presente para charlar con los posibles compradores junto con la familia Rodríguez. Un momento de comunión entre dos compañías; Sierra Blanca Estates y Dolce&Gabbana, que tangibilizaron frente a sus futuros compradores (y clientes consolidados más exclusivos de todo el mundo), el enorme grado de compromiso y de autenticidad detrás de este proyecto.

En palabras de Alfonso Dolce, CEO de Dolce&Gabbana, además de la reputación de un promotor que lleva desarrollando viviendas extraordinarias desde 1985 con una visión de innovación muy audaz en el mercado, “dos son los ingredientes que nos unieron a Sierra Blanca Estates en un proyecto como Design Hills. El primero es el valor que ambas empresas otorgamos a la familia, y el segundo, la pasión con la que ese carácter nos lleva a hacer lo que hacemos”.

 

Esta cercanía entre creador y promotor se hizo visible en un formato de evento donde los futuros propietarios e interesados en el proyecto pudieron ver los planos de las diferentes tipologías de viviendas, tocar con sus propias manos los diversos tipos de mármoles y calidades en los materiales, así como preguntar directamente a la figura del diseño de la moda por su implicación y sentimientos sobre el proyecto. Una experiencia de contacto, de unión con la marca, que arranca desde el anuncio del proyecto (cuando este no es más que una hermosa maqueta) y que se incrementará hasta personalizarse al detalle cuando se entreguen las llaves de estas exclusivas viviendas. Un hecho que ya se percibe y se aprecia casi al mismo valor que la propia propiedad en sí, por parte de los inversores.

«Siento total tranquilidad con una marca como Sierra Blanca Estates, que cuenta con muchos años de experiencia, la mejor ubicación en la Milla de Oro de Marbella y con el más alto nivel y autoexigencia de calidad de diseño y acabados de Dolce&Gabbana. Tengo total confianza en que esta combinación de marcas resultará en un gran éxito», afirma con una amplia sonrisa otro de los afortunados futuros propietarios del primer proyecto residencial de Dolce&Gabbana en Europa.

Entrada anterior
¿Por qué las principales marcas internacionales de moda de lujo están dejando su huella en el sector inmobiliario de Marbella?
Entrada siguiente
DESING HILLS DOLCE&GABBANA MARBELLA ANUNCIA VENTAS POR VALOR DE 250 MILLONES DE EUROS
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday