LUXURY CONSCIOUS LIVING: La apuesta de Sierra Blanca Estates por la sostenibilidad del lujo verdadero a través de sus proyectos Villa Sierra Blanca y KARL LAGERFELD Villas Marbella.

Puede parecer una paradoja en el universo del Real Estate de lujo, pero cuando se trata de sostenibilidad, cuanto menos se perciba esta, mejor.

Es posible que muchos tengamos en la mente, al pensar sobre una vivienda con una vocación sostenible, un espacio recreado con materiales que recuerden constantemente sus credenciales ecológicas. Sin embargo, las mejores viviendas sostenibles dentro del mercado más super-prime son aquellas que, siéndolo, aparentemente (y solo aparentemente) no dan muestras de serlo. “Si entras y no lo sabes, no lo verás ni lo sentirás, porque todo es de primera categoría. Todos los detalles sostenibles están entre bastidores«, comenta Alexis González, fundador de GC Studio, el estudio de arquitectura tras Villa Sierra Blanca, el nuevo proyecto bajo la conceptualización “Luxury Conscious Living” de Sierra Blanca Estates.

 

Esta propiedad única, situada en una de las últimas parcelas con vistas panorámicas al mar en la exclusiva urbanización Sierra Blanca de Marbella, demuestra que es posible combinar una vida de lujo con una conciencia ecológica. Su ubicación privilegiada se conjuga con un diseño y unas instalaciones de primera clase, como una hermosa piscina, un spa y una sala de cine en casa, pero también con la garantía de que la propiedad se ha construido y diseñado para funcionar de la forma más eficiente y sostenible posible. Su piscina, por ejemplo, está llena de agua mineral pura (evitando así el tratamiento químico de la misma). La sauna y el hamman del spa funcionan con energía solar. Y como vivienda con calificación A en su consumo y emisiones, sus facturas energéticas serán, una vez finalizada, casi nulas.

El reto, según Carlos Rodríguez (CEO de Sierra Blanca), es cómo «ir más allá» con las características ecológicas de un producto de estas características en nuestro sector, para que se convierta en «un escaparate de la sostenibilidad» en el universo del lujo. Esta es una cuestión que también han tenido muy en cuenta en su colaboración con la marca de moda KARL LAGERFELD, con cinco villas altamente sostenibles, obras de arte únicas e individuales desde el punto de vista arquitectónico y del diseño, pero que tienen un impacto mínimo en su entorno.

 

Sostenibilidad y exclusividad son dos conceptos que pueden ir de la mano«, añade Luis Rodríguez, COO de Sierra Blanca Estates, y una forma de demostrarlo con Villa Sierra Blanca ha sido conseguir la certificación BREEAM «Excelente». Esta medida de la sostenibilidad de un edificio, reconocida en todo el mundo, se basa en una amplia y detallada gama de criterios, entre los que se incluyen sus emisiones de carbono, su diseño de bajo impacto y su valor ecológico, junto con su eficiencia energética, la gestión de las aguas residuales y el uso de materiales de origen sostenible.

Dado que el clima local proporciona sol y calor durante todo el año, uno de los aspectos clave del diseño de Villa Sierra Blanca ha sido maximizar la luz y el calor en invierno e incorporar terrazas y plantas que proporcionen mucha sombra en verano. Además, todos los materiales utilizados cuentan con un certificado que acredita que han sido reciclados y el jardín está plantado con un mínimo de césped y abundantes plantas de bajo consumo de agua.

Luego están todos esos pequeños detalles que quizá pasen desapercibidos, pero que son fundamentales para lograr una alta calificación BREEAM, desde filtros especiales para ahorrar agua en cada grifo, hasta cajas para mariposas en el jardín, como parte de las medidas para fomentar la biodiversidad del entorno donde la vivienda se ubica. Del mismo modo, la casa también está discretamente diseñada para ser totalmente accesible a cualquier persona con problemas de movilidad o invidente registrado, todo está automatizado y es intuitivo, desde la piscina autolimpiable hasta el filtrado automático del aire, la atenuación de las luces y el control de la temperatura.

En palabras de Carlos Rodríguez, “poseer una vivienda como Villa Sierra Blanca es muy parido a adquirir un coche de una marca de élite; en ambos casos el propietario contará con un manual de uso, que de seguir instrucciones, conseguirá una comodidad y un rendimiento óptimos. Villa Sierra Blanca es tan sostenible como sus propietarios quieran que sea«.

 

Este proyecto también muestra una nueva forma de disfrutar de la vida de lujo en Marbella. Se trata de una arquitectura que destaca entre la multitud, pero que se funde con su entorno natural. Una casa para un propietario de alto poder adquisitivo que valora lo ecológico por encima del ego. Se trata de una casa que, si la tratas bien, no sólo cuidará de sí misma y su entorno, sino también de las personas que los habiten.

Entrada anterior
Importando el concepto branded residences a Marbella
× How can I help you? Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday